15 febrero 2013

Kalimán 387 - Los Jinetes del Terror

Kalimán y Solín escapan del foso de la muerte cavando un túnel hasta llegar a una enorme gruta donde tienen un inesperado encuentro

La Reina de las Cobras, una cobra gigante, ordena a sus súbditos que ataquen, Kalimán reacciona prontamente y coloca a Solín en lugar seguro mientras con un salto espectacular llega junto a la reina y aprieta su cuello amenazando con ahogarla, la reina cobra obedece y se rinde, comprendiendo la bondad del Hombre Increíble los conduce a la salida , cerca al palacio de Zulma

Kalimán y su pequeño amigo Solín se cubren con túnicas para no ser descubiertos, preguntando descubren que Fako murió asesinado y que los asesinos partieron esa mañana

Yadira se encuentra prisionera en el harem de Radamés, al anochecer llega el anciano proveedor de vino, es Kalimán disfrazado que engaña a los guardias fingiendo que es ciego, logra llegar hasta la chica y entonces la introduce en una de las grandes jarras de vino, saliendo luego sin ningún peligro

Lejos de ahí, Zulma y Radamés acampan en la selva, Zulma se divierte con sus serpientes y se dispone a averiguar si Kalimán vive por medio de la clarividencia. Un tigre de bengala acecha, Radamés lo vigila y logra capturarlo usando una red, mientras la Dama de las Serpientes descubre en una bola de cristal que Kalimán vive, acompañado de Solín y Yadira. Enfurecida le cuenta a Radamés quien rompe la esfera y se niega a aceptarlo, luego la lleva con el tigre de bengala, al que convertirá en cazador de hombres. Zulma no olvida que Kalimán está vivo y les sigue el rastro

Radamés ordena que traigan a Yadira y descubre la suplantación, entonces duda si en verdad Kalimán vive

Al amanecer, Kalimán y sus amigos ingresan a terrenos pantanosos, de pronto un extraño ser espanta el caballo de Yadira y esta comienza a hundirse en el pantano, antes que El Hombre Increíble pueda reaccionar captura a Solín y se lo lleva, Kalimán no sabe a quien ayudar primero

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada