10 abril 2013

Kalimán 396 - Los Jinetes del Terror

Radamés y La Dama de las Serpientes llegan al fin hasta el umbral del templo sagrado de la diosa Kalí, para robar las reliquias y fabulosos tesoros ahí guardados. En la puerta descubren una advertencia

La advertencia indica que no sigan si no son los elegidos o provocarán la furia de la diosa Kalí, Radamés abre la primera puerta y se encuentran ante un sabueso amarrado a una cadena que tiene un solo ojo, el animal rompe la cadena y se lanza al ataque, a duras penas pueden matarlo quedando dos guardias también muertos, Radamés está temeroso y Zulma decide portar las llaves

Kalimán, Solín y Yadira se acercan al templo de la diosa Kalí, El Hombre Increíble envía al halcón a mirar si los criminales están en el templo

Los criminales buscan la segunda puerta, la misma que tiene un ojo tallado en madera, unas manos empujan una gran piedra que cae sobre dos de los guardias matándolos en forma instantánea, desde el sitio donde empujó la piedra un extraño ser de cuatro brazos observa, se cree el hijo de la diosa Kalí

Los criminales siguen avanzando, al fin encuentran la segunda puerta, cuando Zulma introduce la llave observa que cae tierra y ordena a uno de los guardias acabar de abrir la puerta, cuando lo hace un derrumbe de piedras y tierra lo sepulta, al cruzar la puerta se encuentran con un patio a desnivel, bajan por una escalera de cuerdas, el hijo de la diosa corta la escalera cuando faltan los últimos criminales por bajar y varios guardias caen al vacío matándose, Zulma alcanzó a percibir al extraño ser de cuatro brazos

Deciden descansar y entonces un chillido los impresiona, es el halcón que da una vuelta y se aleja, Zulma ordena a dos guardias ir en busca de sus serpientes, el extraño ser los vigila en el jardín

Kalimán recibe al halcón y hablando el lenguaje de las aves entiende que los asesinos están dentro del templo, se lanzan al galope rumbo al templo de la diosa Kalí, al llegar al poblado cercano al templo encuentran la gente temerosa, dejan los caballos y se acercan al puente que se construyó, hay guardias vigilando y cruzan en silencio por la barranca

Se acerca la noche, Zulma recibe sus cestas de serpientes, el jardín es atemorizante y los criminales se disponen a continuar, buscan la tercera puerta

Kalimán y sus amigos comienzan a subir por la barranca al templo, son descubiertos por el hijo de la diosa Kalí que les lanza rocas para matarlos

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada