24 junio 2013

Kalimán 306 - El Viaje Fantástico

Kalimán y Solín viven la más extraña y peligrosa aventura en unas islas desconocidas de los mares de Grecia, después del naufragio de su embarcación. Son atacados por seres mitológicos llamados Centauros

Encuentran refugio en la selva y desde ahí Kalimán se lanza contra uno de aquellos seres que lo está buscando, en un primer momento logra sorprender al Centauro pero este golpea con gran furia y le lanza sus pezuñas, El Hombre Increíble lo esquiva y se monta sobre él, con gran fuerza lo ahoga y le ordena rendirse, aunque el ser mitad bestia mitad humano se defiende finalmente debe rendirse ante la fuerza de su enemigo, le cuenta que lo creen cómplice de Poseidón y por ello lo atacan

Kalimán ordena al centauro llevarlo con sus compañeros, para explicarles todo, pero en un descuido el centauro lanza a Kalimán de su grupa y huye amenazando

Kalimán y Solín descansan, al caer la tarde escuchan bellos cantos que los deciden a investigar, llegan a lo alto de una colina y observan a doncellas muy bellas cantando, se acercan cautelosos a ellas pero son descubiertos, los guardias aparecen y El Hombre Increíble decide dejarse capturar para saber más de ese país

Son conducidos a Galo, el soberano de esas tierras, este los condena a muerte por haber entrado al templo de Zeus, Kalimán explica todo lo que le ha pasado pero no le creen, El Hombre Increíble pide luchar por su vida y le es concedido, entonces un negro alto y fuerte llamado Calígula lo enfrenta, Kalimán aprovecha la furia del rival y con su mismo peso lo impulsa y dándole rápidos golpes logra vencerlo

Pero el soberano Galo no cumple su palabra y ordena su muerte, Kalimán les arroja encima al negro y lucha por su vida y la de su pequeño amigo

Lejos de ahí, el malvado Poseidón está observando todo a través de su mente, decide que Kalimán es el hombre que necesita para sus planes, se transforma en buitre y vuela al sitio donde el extranjero defiende su vida

Kalimán recurre al hipnotismo para dominar a sus rivales, pero el soberano Galo lo ataca por la espalda armado de una daga

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada