20 marzo 2015

Kalimán 10 - El Valle de los Vampiros

Kalimán ha tratado de salvar a Ruth de Tornell del conde Bartoc, pero ella confiando en el noble traiciona al Hombre Increíble. Sin desesperar Kalimán busca la manera de entrar al castillo de Boyer para enfrentarse al monstruo. En la empresa muere Roxana y el pueblo de Rindley lo acusa de ese crimen al igual que a Solín

Tratando de escapar de la furia del pueblo, Kalimán ha trepado con Solín a la parte alta del campanario de la iglesia, no hay más escape, excepto lanzarse al río que corre abajo, el muchacho se trepa al cuello de su amigo y se lanzan al río, los habitantes del pueblo no logran verlos emerger y consideran que ya no hay que ocuparse de ellos, pero en su interior saben que el culpable es otro

Al mismo tiempo Ruth de Tornell ha llegado al castillo de Boyer, Yorvich la conduce al interior, la chica escucha un grito doloroso pero el jorobado disimula que no escuchó nada, de pronto se encuentra tras de una cortina con Yésica, esta rápidamente le aconseja huir, pero entonces llega el conde y la manda salir, quedando solo con Ruth. El conde hipnotiza a la chica, por medio de un narcótico le produce un sueño profundo y la lleva a una alcoba preparada para ella

El inspector Douglas llega a la estación del tren donde se le informa que Kalimán se fue a Rindley, el inspector no está dispuesto a perderle de vista

En un paraje solitario Kalimán y Solín frente a una hoguera secan sus ropas, el sol ha salido y aprovechan para ir al cementerio a investigar, buscando en los ataúdes encuentran el cadáver del señor Smith, encuentran las huellas de Yorvich y las siguen hasta una reja cerrada con un candado, Kalimán no logra romper el candado y el jorobado los vigila desde lugar oculto

Ruth de Tornell despierta en su alcoba, Yorvich la visita, le indica que Yésica le puso pijama y la colocó en la cama, le muestra un armario lleno de vestidos muy antiguos, además le informa que verá al conde en la noche, pues este ha salido

Kalimán y Solín regresan a la posada en la noche, el Hombre Increíble escala a sus antiguas habitaciones y lanza el equipaje al exterior, con su pequeño amigo va a los páramos y entonces son detenidos por el inspector Douglas, Kalimán se intenta explicar y lo convence de ir al cementerio en busca del señor Smith, nuevamente Yorvich los vigila y va a avisar de los intrusos a su amo

Kalimán conduce al inspector al ataúd, pero este se encuentra vacío, no pudiendo explicarse golpea al inspector y junto con Solín avanzan a la reja que ya no tiene candado, siguen el camino por un largo túnel

Ruth escucha una extraña música que la hipnotiza y acude a su sonido encontrándose con el conde Bartoc

Mientras el inspector Douglas se recupera y escucha una risa macabra en la oscuridad de las catacumbas

Continuará...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada