23 noviembre 2015

Kalimán 18 - El Valle de los Vampiros

Una pequeña cruz evita que El Inspector Douglas mate a Kalimán, luego Yésica lo descubre y diabólicamente lo enamora, con ademanes y voz de autómata Kalimán repite que Yésica es la dueña de su voluntad... y de su corazón

Bartoc está contento de por fin tener a Kalimán en sus manos, se dispone a darle muerte pero la mujer le pide que se lo entregue para saciarse, el Conde accede quedando El Hombre Increíble a merced de los Vampiros Humanos

Solín y Jim Preston están en la celda, el muchacho ha sentido un leve llamado de su amigo y se disponen a salir en su busca, tienen que ir con cuidado para no ser descubiertos, evitan a uno de los Caballeros de la Muerte y se lanzan al foso que rodea la torre donde son las prisiones para cruzar a nado

Yésica se encuentra feliz con El Hombre Increíble, ha podido beber de su sangre y Kalimán sigue con vida, esto significa que Kalimán se ha convertido en un Vampiro Humano, este despierta y los saluda con efecto a sus hermanos de ultratumba, estos lo aceptan y brindan por su nuevo camarada, Solín y Jim los observan desde una ventana, sorprendidos de lo que está sucediendo, el muchacho cree que su amigo finge aunque Jim tiene serias dudas, los Vampiros Humanos se retiran a descansar antes de que llegue el alba, Kalimán puede descansar en un ataúd en un salón mientras el Conde y Yésica se transforman y vuelan a su refugio

Solín y Jim llegan donde Ruth permanece dormida, la logran despertar y le informan lo sucedido con Kalimán

Amadea y Yorvich están sorprendidos por lo sucedido, han estado vigilando a Ruth y escuchan lo que le cuentan comprendiendo que Kalimán finge, aunque tienen la duda si en verdad es un Vampiro Humano, deciden ir donde se encuentra y clavarle una estaca, así sea humano o vampiro morirá, llegan al salón de huéspedes donde se encuentra Kalimán en el ataúd, lo abren y Amadea se dispone a clavar la estaca en el pecho de El Hombre Increíble

Continuará...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada